ACERCA LIGHTNINGTHOUGHT

CONSULTOR INDEPENDIENTE MIND.CAPITAL

Ángel Serrano Pérez
Ángel Serrano Pérez

Nacido en Madrid en el año 1979 por lo que quiero pensar que de momento tengo 39+1 años en el momento que estoy escribiendo estos párrafos.

Aunque yo soy de los que piensan que la edad se lleva por dentro y que el cuerpo tal y como está diseñado no tiene nada que ver con nuestro espíritu.

De momento no podemos meternos oro en nuestro ADN para tener un cuerpo que no se oxide así que habrá que aguantarse con tener una economía dorada.

Todo esto rollo viene como introducción y poner algo en una autodescripción, ya que suele ser un poco complicado hablar sobre uno mismo.

Elegí estudiar ingeniería técnica de informática, ya que me apasionaban los ordenadores y disfrutaba indagando cosas con ellos.

Cuando empecé la carrera no estaba en mi mejor momento mental, ya que debido a un traspiés sentimental en el que se mezclaron amor a distancia, reproches varios y unos amigos tóxicos narcisistas de aquellos que se ríen de todo el mundo, ridiculizan y se creen los mejores en informática diciendo que los demás no tienen ni idea y curiosamente ser informático es lo que ellos hacen o dicen ... pues no me fue del todo bien.

Después de unos años conseguí el título de ingeniería técnica en informática de sistemas: he de decir que el paso por la universidad me sirvió para ver más o menos como funcionaba el sistema, comprobar que el título no es más que un mero trámite y realmente cuando empieza tu carrera es cuando la acabas.

Estuvo unos años dedicándome al comercio electrónico hasta que nos pasamos al mundo físico con una tienda en un centro comercial.

Cuando se cerro la tienda estuve una temporada arreglando teléfonos móviles hasta que me canse y me fui a Inglaterra una temporada.

Actualmente volví a retomar mi pasión por la informática con nuevos proyectos entre los cuales están este: así que si tienes cualquier duda o sugerencia házmela saber.

Atentamente
Ángel Serrano Pérez
Cada día mejor ⚡️

  • Dímelo Ya

  • Dímelo o cállatelo para siempre: expón que piensas y serás más feliz.